Ha pasado la mitad del tercer año del sexenio, y ya se puede ver la estrategía que seguirá el gobierno para ganar las elecciones del 2018. En primer lugar haran todo lo posible para que se incremente el abstencionismo, al PRI le beneficia el ausentismo a las casillas, ya que con baja participación ciudadana es más facil hacer las trapacerías electorales que caracterizan a ese partido y sus aliados.

El pasado 6 de junio, la televisión informó de hechos violentos en el estado de Guerrero, mismos que probablemente el mismo gobierno provocó para que la difusión de la noticia desalentara a los votantes; insistimos para el PRI es importante que la gente no vaya a votar. También se hizo todo lo posible para confundir al electorado como pasó con el voto nulo, dónde la izquierda partidista le hizo el favor al partido gobernante.

Ya se especula quienes serán los candidatos, pero ya sabemos que muchos iran de quita votos. Hoy más que nunca los priístas tienen presente el divide et impera; por eso lograron darle registro a un nuevo partido pelele como Encuentro Social. En 2018 veremos personajes como Margarita Zavala, Miguel Ángel Mancera, y el Bronco estarán para restar votos y confundir al electorado; los dos últimos serían tachados de chapulines, por lo que todavía no es tan seguro que se lancen.

Estamos a tiempo de frustrar las aspiraciones de la cleptocracia, lo importante es que ya dejaron claro lo que intentarán para hacer viable un fraude electoral en las elecciones del 2018.

Enviado el miércoles 14 de octubre de 2015 por la mañama.

Anuncios