La CNTE ha tomado el honroso puesto de ‘Enemigo Público’ del Régimen, verdad oficial que goza de cierta credibilidad por una parte importante de la audiencia,  que tampoco ve bien el proceder del gobierno, puesto que se sospecha que algo raro hay ahí. Hay quien pregunta por qué se les toleraba y se les pagaba, cuestión difícil de contestar, pero pese que su búsqueda deja más claroscuros, si es un  ejercicio que brinda posibles respuestas y algunos puntos de consideración.

Se sabe muy poco de la CNTE, hay pocos libros publicados sobre ella, encontrar información seria sobre ella requiere trabajo. Se trata de un conglomerado de organizaciones surgidas al interior del SNTE, la mayoría de sus miembros le dan clases a hijos de agricultores, estrechamente vinculada al problema del campo mexicano,  muchos son egresados de Normales Rurales, hablantes de lenguas indígenas; rasgos que le dan al conflicto que protagoniza un contenido rural y étnico, lo que enreda aún más el problema. Si se toma en cuenta que, siendo ampliamente aceptada la opinión que califica a la sociedad mexicana como muy racista, por lógica se debe deducir su gobierno también lo es, y se puede confirmar con sólo ver los promociónales del gobierno con gente bonita.

Los medios han sido eficientes en ocultar estos aspectos del problema, y por otro lado la CNTE junto con sus aliados no han sabido expresar sus demandas al público. En su discurso prácticamente han pasado por alto que La Reforma Educativa representa el fin de la educación bilingüe para los pueblos originarios, razón de peso para oponerse a ella. Sin embargo hay gente que si ha detectado este aspecto como el académico y activista norteamericano Noam Chomsky, al que poco le falta para poner este conflicto como la mayor sublevación indígena que ha tenido México desde el encuentro de dos mundos, por encima de la sublevación neo Zapatismo de Chiapas. Por añadidura, si se consideran las redes de la CNTE, es posible visualizar una de las razones de por qué se les toleró durante años.

La virulenta campaña mediática contra la CNTE ha logrado su objetivo en algunos espectros de la opinión pública, sin embargo bastaría con que la disidencia magisterial abundara en ciertos puntos para revertir -en unos sectores- la propaganda en su contra, como lo es profundizar sus argumentos sobre la ‘privatización de la educación pública’, donde se requiere una explicación con palos y bolitas de los planes para concretarla. Además de exponer lo mal implementado de la tan multi-citada evaluación, y el donde residen las trampas del gobierno, describiendo éstas.

 

Domingo 3 de julio de 2016.

Anuncios